Analistas garantizan un 2022 con videojuegos totalmente digital

Share:

Así lo prevé un estudio que también apuesta por el crecimiento de servicios de streaming de juegos en los próximos años.


Desde hace unos años venimos escuchando, y comprobando con datos en la mano, cómo el consumidor de la industria está abandonando el tradicional formato físico en tiendas por el de adquirir copias de una aventura a través de un bazar online como Steam, GOG, PlayStation Store, Xbox Live o Nintendo eShop. Ahora un nuevo estudio compartido por la firma financiera Piper Jaffray va más allá y considera, alto probable, que el 100% de las ventas de videojuegos lleguen por vía digital en 2022.

El informe reflexiona en sus datos recopilados por el portal Wccf Tech que algunas de las principales compañías de la industria, como EA, Activision y Take-Two, verán crecer de forma exponencial sus ingresos de forma abrumadora gracias a este y otros factores a partir del 2020 siempre y cuando decidan centrarse por completo en la distribución digital. En este sentido el análisis de Piper Jaffray también ubica como un elemento a tener en cuenta en esta expansión de las ganancias el cambio hacia modelos de suscripción (Xbox Game Pass) e incluso de transmisión de contenidos (PS Now).

Con este paso de ir más allá de las consolas y el PC como plataforma de juego, el estudio cree que se lograría superar la barrera del gasto inicial en hardware y así pasar de un mercado ubicado entre 150-250 millones de usuarios hacia otro más grande. La firma apuesta incluso por el desarrollo comercial de ofertas de videojuegos por streaming durante el próximo lustro por parte de las grandes editoras.

Actualmente el consumo de videojuegos en formato digital triplica al físico en Reino Unido, provocando que en países como Francia se haya cambiado sus rankings de ventas. Por otra parte compañías como Microsoft ya trabaja en una plataforma de streaming sin renunciar a las consolas, Sony ya tiene a su PS Now y empresas como Google también parecen querer sumarse al negocio con Yeti.

No hay comentarios