God of War: ¿Ha cambiado demasiado?

Share:

El nuevo Kratos divide a los aficionados. Mitología nórdica, cambio en la cámara, Atreus… La redacción lo discute.


Sony Santa Monica ya ha terminado el desarrollo de God of War, y tenemos un auténtico caballo de batalla entre los fans de Kratos. Por un lado algunos aficionados defienden que el nuevo juego cambia demasiado lo que es la esencia de la saga God of War, una marca que se había conocido hasta ahora por su cámara móvil pero automática, por la crueldad de un héroe demoledor y por su ambientación tan cuidada para recrear la mitología griega.


El otro grupo defiende que lo que ha hecho el espartano más famoso de los videojuegos es, sencillamente, adaptarse a los nuevos tiempos.

Que hacía falta aire fresco, y que ofrecer un hijo como contrapunto a su brutalidad, la mitología nórdica y una perspectiva en tercera persona más estándar para los tiempos actuales son señales claras de una sana evolución. La redacción de JOTAPE se posiciona en ambos extremos del nuevo God of War, cada vez falta menos para su estreno en PS4 y ver quién se ha llevado el gato al agua.

Creo que desde Santa Monica se han propuesto dar algo nuevo y emocionante al público de PS4 con este God of War… pero por el camino se les ha caído buena parte de la identidad de la serie. Incluso con buenas intenciones detrás, me parece que el nuevo videojuego es fruto de un sobreesfuerzo por seguir la línea de "historias más humanas, personales y cercanas" que llevan teniendo los lanzamientos más importantes de Sony desde The Last of Us, como Detroit, Horizon, Uncharted 4 o Days Gone. Y sí, puede que Atreus sea una excusa fenomenal para potenciar la narrativa como nunca antes, pero creo que lo que gane en historia, lo estará perdiendo en identidad y en jugabilidad.

Buscan ofrecer algo nuevo y emocionante, pero por el camino se les ha caído parte de la identidad de la serieEl cambio de cámara tiene mucho que ver con eso, ¡como tú mismo admites! Existe cierto romanticismo en ver a Kratos solo en mitad de una furiosa tormenta, despedazando monstruos de la mitología griega que le acosaban de todos los flancos. El nuevo sistema de combate propicia más el uno contra uno, más pausado y contenido que antes; es como si a nuestro protagonista le hubieran pasado factura los años. También genera problemas en las mazmorras, porque para evitar obligarte a dar media vuelta son mucho más evidentes y lineales que antes. Cory Balrog comentaba el otro día que "si hubiésemos hecho el mismo videojuego, la gente también se habría quejado", pero la solución era tan fácil como alejar un poco la cámara para favorecer el combate, y hacer mazmorras más espectaculares y ambiciosas. ¡Incluso dentro del equipo había quien pensaba así!

No digo que vaya a ser un mal videojuego, pero tal vez no tan buen God of War. Al final, serán sus propios aficionados los que levanten o bajen el pulgar cuando lo hayan jugado. Con todo, Alejandro, te otorgo un punto a tu favor, porque con God of War: Ascension la serie empezaba a dar signos de fatiga, y esta entrega tiene consigo todas las de de sorprender gratamente a los que ya estaban un poco quemados de lo mismo. Pero soy de los que piensan que si algo funciona, no hace falta cambiarlo. Me hubiera gustado que esta entrega se planteara como las de toda la vida, pero aprovechando la fuerza bruta y recursos de Santa Monica para darle mayor ambición.

No hay comentarios